Acceso al contenido
Acceso al menú de la sección

Generalitat de Catalunya - www.gencat.cat

Riesgo de EET referente al consumo humano de ovino y caprino menor de 6 meses provenientes de rebaños infectados

 

Evaluación del riesgo de encefalopatías espongiformes transmisibles a partir de canales de ovejas y cabras de menos de seis meses provenientes de rebaños infectados destinadas al consumo humano. Opinión del Comité Científico de Riesgos Biológicos

Número de referencia: EFSA-Q-2007-202

Adoptada el 05/06/2008

Resumen

Atendiendo una solicitud de la Comisión Europea, se pidió al Comité Científico de Riesgos Biológicos (BIOHAZ) que expresara su opinión sobre la evaluación del riesgo de encefalopatías espongiformes transmisibles (EET) a partir de canales de ovejas y cabras de menos de seis meses provenientes de rebaños infectados por EET y destinadas al consumo humano. Sus términos de referencia fueron los siguientes: valorar la existencia de un riesgo adicional significativo para la salud humana en comparación con la situación real, basándose en datos científicos, a partir de canales de ganado ovino y cabrío de menos de seis meses provenientes de rebaños infectados por EET (que no hayan sido sometidos a una prueba rápida para la detección de EET e independientemente del genotipo), siempre que se hayan eliminado la cabeza y todas las vísceras de las cavidades torácica y abdominal y no se destinen al consumo humano, y siempre que se haya descartado la encefalitis espongiforme bovina (EEB) en el momento de aparición de la enfermedad según el procedimiento establecido en el apartado 3.2 c), en el capítulo C del anexo X del Reglamento (CE) 999/2001.

Después de las aclaraciones de la Comisión, el BIOHAZ afinó los términos de referencia para centrarse en el cambio de exposición humana que se podría derivar del cambio propuesto para el procedimiento de gestión de riesgos, lo cual requería específicamente una estimación del grado de infecciosidad relativa de las EET en la canal de un cordero o añal de menos de tres meses al que se había extraído el bazo y el íleon, en comparación con la canal de un cordero o añal de menos de seis meses al que se había extraído el bazo, el íleon, la cabeza y las vísceras de las cavidades torácica y abdominal.

En respuesta a estos términos de referencia, el BIOHAZ concluyó que:

  • No es posible una comparación cuantitativa de la carga de infecciosidad en los dos casos, ya que no hay datos disponibles sobre la cantidad de tejidos infecciosos que todavía estarían presentes en las canales de corderos y añales de tres y seis meses, preparadas según los términos de referencia (es decir, las de tres meses con la cabeza y las vísceras de las cavidades torácica y abdominal que se dejan para el consumo humano, pero excluyendo el bazo y el íleon, que se eliminan actualmente como material específico de riesgo; y las de seis meses sin la cabeza ni las vísceras de las cavidades torácica y abdominal).
  • Hay un incremento, entre los tres y los seis meses de edad, del número de formaciones linfoides que acumulan proteínas anormales resistentes a la degradación con proteasas (PrPres). Una parte de estas nuevas formaciones linfoides implicadas permanecería en las canales preparadas.
  • En el peor de los casos habría un incremento del grado de infecciosidad en tejido linfoide por unidad de peso entre los tres y los seis meses de edad (aproximadamente 10 veces).
  • El grado de infecciosidad por gramo, en los tejidos linfoides secundarios que podrían permanecer en las canales preparadas, puede alcanzar a los seis meses de edad un valor equivalente a una cincuentava parte de la infecciosidad detectada en la misma cantidad de tejido cerebral de una oveja afectada de forma terminal.
  • La eliminación de la cabeza y de las vísceras torácicas y abdominales supondrá una eliminación incompleta de la carga de infecciosidad tanto a los tres como a los seis meses de edad.
  • En ausencia de nuevos datos cuantitativos sobre la carga de infecciosidad en añales y corderos, las propuestas hechas en el 2002 por el Comité Científico Director (Scientific Steering Committe, SSC) relativas a la evaluación del riesgo y los procedimientos para el suministro inocuo de materiales de pequeños rumiantes continúan siendo válidas, incluyendo el uso de la combinación de genotipo y edad como criterio de suministro.


Para facilitar los futuros intentos de evaluaciones cuantitativas de los riesgos en este campo, el grupo BIOHAZ recomienda, además, que se lleven a cabo más estudios experimentales para definir la variabilidad y la incertidumbre de las estimaciones del título de infecciosidad relativa a edades diferentes en corderos jóvenes y añales, y también del peso del tejido linfoide que entra en la cadena alimentaria.

Palabras clave: encefalopatías espongiformes transmisibles (EET), temblor ovino, ovino, cabrío, canales, exposición humana.

 
 

Fecha de publicación: 23/07/2008
Fecha de modificación: 26/03/2010

Comparte: Facebook Twitter Delicious
Aviso legal | Accesibilidad | Sobre gencat | © Generalitat de Catalunya