Volver a la portada

Actualidad

Un simulador informático permitirá valorar el grado de riesgo en que se encuentra un niño

Logo del simulador

La Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) ha puesto en marcha un simulador que pretende ser una herramienta de ayuda para los y las profesionales y para la ciudadanía, y de mejora de la coordinación, la detección y la prevención de las situaciones de maltrato infantil. Esta aplicación, que forma parte del proyecto RUMI-Infancia Responde, ha contado con la participación de más de doscientos profesionales del ámbito de Servicios Sociales, Enseñanza, Salud y Mossos d'Esquadra.

El simulador dará apoyo a los profesionales a la hora de valorar las situaciones de riesgo o de maltrato que pueda estar sufriendo un feto, un bebé, un niño o un adolescente. Asimismo, asesorará al usuario sobre la actuación más adecuada en cada caso, con el objetivo de mejorar la detección y la prevención de estas situaciones.

La aplicación trabajará a partir de los datos que deberá introducir el usuario: información relativa a la edad del niño, el sexo, el ámbito de actuación de donde proviene la persona que está completando el cuestionario (Enseñanza, Servicios Sociales, Salud o Mossos d'Esquadra) y todos los datos posibles sobre los hechos observados, desde diferentes ámbitos:

  • El aspecto físico y la situación del niño.
  • El área emocional y el comportamiento del niño.
  • El desarrollo y el aprendizaje del niño.
  • La relación de los progenitores y guardadores con el niño.
  • El contexto social, personal y familiar del niño.

Hay que tener en cuenta que el simulador actuará a partir de la valoración conjunta de todos los indicadores que el usuario haya seleccionado y que habrá podido clasificar como leve, moderado o grave. Un solo indicador, por sí solo, puede no ser suficiente para establecer un resultado. Una vez el usuario haya completado el proceso de seleccionar los indicadores de riesgo o de maltrato, la aplicación emitirá una valoración global del maltrato, utilizando como simbología un semáforo:

  • Color verde: no se aprecia desprotección.
  • Color amarillo: aunque hay elementos de cierta vulnerabilidad, con la información aportada no se aprecia la existencia de malos tratos.
  • Color naranja: situación de riesgo moderado o leve.
  • Color rojo: situación de riesgo grave.
  • Sin color: el sistema informático no dispone de datos suficientes para valorar el riesgo de desprotección en el caso que se propone.

A continuación, se informará de las diferentes acciones que deberían llevarse a cabo como, por ejemplo, coordinar el caso con los servicios sociales básicos o notificar a la DGAIA.

En un futuro próximo, los profesionales se podrán registrar en la web del simulador y con una contraseña podrán activar directamente todos los servicios necesarios para la protección del niño en cuestión.

Web del simulador

Web del Registro unificado de maltratamientos infantiles (RUMI)